GRECIA 2011 VS. ARGENTINA 2001: CLAVES PARA ENTENDER EL CONFLICTO Y POR QUÉ LA NACIÓN HELENA VA “DERECHO” AL ABISMO

El Parlamento logró aprobar un plan de ajuste extremadamente duro. Sin embargo, los expertos creen que lo único que se hizo fue ganar un poco de tiempo antes de que llegue lo inevitable. Analistas consultados por iProfesional.com explican los puntos débiles de la iniciativa y qué puede pasar.

Los ojos del mundo económico y financiero están puestos en estas horas en el Parlamento griego.

No es para menos, ya que está decidiendo no sólo el futuro de su país sino también el de Europa.

En primera instancia, los legisladores debían iniciar este miércoles el tratamiento de un paquete con medidas fiscales extremas, con el objetivo de seguir recibiendo ayuda del exterior y evitar que se declare la quiebra.

Con este plan el Gobierno griego aspira a recaudar 78.000 millones de euros, para así reducir su enorme déficit y hacer sostenible su deuda, que supera los 355.000 millones de euros.

Al inicio de la sesión, el primer ministro George Papandreou y Antonis Samaras -el líder del principal partido de oposición, Nueva Democracia- se enfrentaron duramente, cuando se acusaron el uno al otro por la paternidad de la crisis.

“Toda Europa sabe que su partido es el responsable de la situación actual”, le dijo Papandreu a Samaras, en alusión a la deuda que éste último le dejó cuando estaba en el poder.

Pero el primer ministro no acusó solamente a su rival político.

También repartió culpas a la Unión Europea (UE), a la que responsabilizó por no haber llamado la atención al gobierno anterior por sus dudosas estadísticas.

Votación en medio del caos social
La votación a favor del ajuste impuesto por los organismos internacionales -necesario para liberarle el dinero a ese país- se resolvió por 155 votos a favor y 138 en contra.

Con este resultado, el gobierno logró abrir las negociaciones con la la UE y el FMI para unsegundo rescate, más allá de los 110.000 millones de euros que le fueron concedidos en mayo de 2010.

Las autoridades europeas destacaron que Grecia dio un paso “vital” para alejarse de un “grave escenario de suspensión de pagos“. E instaron a los legisladores a aprobar este jueves la “letra chica” del plan.

“Un segundo voto positivo allanaría el camino para el desembolso del próximo tramo de asistencia financiera”, señaló un comunicado de los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

La canciller alemana, Angela Merkel, también saludó la decisión de los legisladores griegos.

La votación fue “valiente y necesaria”, dijo desde Berlín. Y calificó como “especialmente lamentable que la oposición griega no apoye el paquete de reformas”.

No obstante, mientras se daba este debate parlamentario, el caos social se apoderaba de las calles. Y las imágenes que llegaban desde ese país eran escalofriantes:

“Para intentar que el salvataje sea viable piden una dudosa participación voluntaria de los acreedores y un ajuste muy fuerte para su economía”, señaló el experto Luis Palma Cané.

En la misma línea, el analista internacional Lorenzo Dávila afirmó: “Ya le ocurrió a la Argentina con un dólar igual a un peso, que derivó en un corralito. Por más que quieran los griegos, el dracma no es el euro, su moneda no puede ser el euro, no pueden vender en euros. En una economía basada en servicios y con crecimiento negativo, el país heleno es incapaz de generar recursos suficientes para afrontar una deuda que, en 2012, puedealcanzar el 166% del PIB”.

Para este experto, “sin capacidad de maniobra cambiaria, al no ser dueño de su divisa, un problema como el griego sólo tiene dos caminos posibles: crecimiento económico o reestructuración profunda de su deuda”.

Sin embargo, este analista ve como casi imposible la primera alternativa, habida cuenta de que “la demanda interna está colapsada y, encima, se aprobó un nuevo plan de ajuste que incluye suba de impuestos y recorte de salarios”.

“La situación es muy complicada. Solamente están comprando tiempo. El primer motivo es el temor al contagio en el sector financiero europeo y, en segundo lugar, porque no saben cómo resolverlo. Lo cierto es que no hay una solución de fondo”, manifestó el economista Daniel Marx, director de Quantum Finanzas.

“La aprobación del plan fue muy reñida, porque se trata de medidas de ajuste muy severas, que incluyen -además de privatizaciones- subas de impuestos y recortes de empleos en el sector público”, apuntó Leonardo Bazzi, Responsable de Research de Puente.

Para este analista, “lo curioso es que las medidas que se le exigen a Grecia son diametralmente opuestas a las que tomaron los Estados Unidos y la Unión Europea para salir de sus respectivas crisis”.

“Por ejemplo, los EE.UU. para resolver su colapso de hipotecas avanzó en una enorme emisión de dinero e impulsó agresivos planes de expansión. En cambio, al país heleno se le pide lo contrario, es decir, una fuerte reducción presupuestaria. El motivo es que tiene encima toda la presión de Europa”, sostuvo el analista de Puente.

Carrera de obstáculos
Tras esta primera batalla ganada por el gobierno, ahora deberá superar una segunda votación, a celebrarse este jueves. En ella se buscará hacer “sintonía fina” en cada punto.

Es decir, se intentará aprobar cada iniciativa en particular -en medio de polémicas y fuertes tironeos- como ser el calendario de las privatizaciones, que incluye a una gran cantidad de empresas públicas prestadoras de servicios.

Luego de haberse superado el desafío que implica la aprobación parlamentaria definitiva,el país se hará “merecedor” de una porción de dinero (quinto tramo del primer paquete) que le permitirá contar con un poco más de oxígeno.

En tanto, el diseño del segundo rescate podría demorarse algo más.

Los puntos salientes del plan de ajuste
La siguiente infografía resume los puntos más salientes del ajuste:

La población rechaza el plan y los analistas dudan sobre su futuro
El plan es rechazado frontalmente por la población de ese país, que mostró su indignación con una huelga general de 48 horas y causando graves disturbios frente al Parlamento.

Los analistas dudan que el Gobierno pueda llevar a la práctica su plan de recorte presupuestario, habida cuenta de que el país está al borde de la quiebra y de que el malhumor social se apoderó de las calles.

Tal es así que muchos de ellos consideran como muy factible el hecho de que Atenas caiga en default en el mediano plazo.

En este contexto, el líder de los demócratas alemanes y aliado del gobierno de Merkel, Rainer Bruederle, declaró que la reestructuración de la deuda griega es inevitable.

“Hay mucho conflicto y un desequilibrio persistente entre gastos e ingresos, más allá de la falta de competitividad”, agregó Marx, ex negociador de la deuda externa argentina.

“El Parlamento griego le dio luz verde al plan en general. Ahora falta su articulación. Que se haya aprobado no significa que se lo pueda implementar. El humor social está muy alterado”, sostuvo el analista de mercados internacionales Agustín Cramo.

En la misma línea, Palma Cané afirmó que “ningún país puede pagar su deuda si no puede crecer.”

“Con el nuevo paquete sólo se gana tiempo, porque la situación no es muy diferente a la vigente un año atrás”, agregó Cramo.

El experto insistió en que “el problema que debe enfrentar el gobierno griego es como dar vuelta el déficit fiscal con una economía que no deja de contraerse”.

“Hay que tener en claro que este plan -que va a ser imposible de aplicar en su totalidad- se hace por apenas 12.000 millones de euros”, apuntó Cramo, quien agregó que “cuando se acerque el desembolso del próximo tramo, es probable que vuelva a pasar lo mismo”.

El país está en un pozo, con una inmensa fuga de capitales, tal como sucedió en la Argentina en 2001“, señaló el economista Aldo Abram.

“Estos movimientos no hacen más que profundizar y extender la recesión en la que se encuentra”, sostuvo el analista.

“En cuanto a la situación política, hay fragmentación, falta de confiabilidad de los datos y serias dificultades para diseñar una salida”, concluyó Marx.

“La cuestión es que Grecia hoy está en un callejón sin salida. Las autoridades, más que seguir esperando nuevos rescates, tienen que replantear el país“, concluyó Cramo.

 

Fuente: Iprofesional