INFORME COYUNTURA – NIVEL DE ACTIVIDAD: DESEMPLEO (10/06/2011)

Para economistas, este informe muy interesante sobre los datos del empleo en la Argentina periodo Jun-2011. 

En el segundo trimestre el desempleo se proyecta en 7.3%, frente a 7.4% del primero. Esta tasa sería la más baja desde octubre de 1992. Sin embargo, el mercado de trabajo sigue mostrando dificultades y desafíos, tanto por el lado de la oferta como de la demanda.

Es sabido que enfrenta dos problemas estructurales: el desempleo en los jóvenes (menores de 29 años) y la informalidad. En el primer caso, la desocupación en los varones es de 12.6%, mientras que en las mujeres trepa a 17.8%. Por el otro, uno de cada tres trabajadores tienen puestos precarios de trabajo, no aportan a la seguridad social, ni tienen seguro de salud (obras sociales).

Además, la “geografía” del desempleo muestra provincias con un desempleo que duplica al promedio del país (Salta, Catamarca, Entre Ríos), y otras con una desocupación inferior a 2,5% por el efecto “empleo público” (Santa Cruz, Chaco, Formosa, San Luis).

En el corto y mediano plazos, asociar la evolución de la actividad económica, el desempleo y el Índice de Obreros Ocupados (IOO) en la industria manufacturera permite identificar la capacidad para generar empleos. En el gráfico se observa que, excluyendo la crisis 2008-09, el PIB creció a tasas superiores a 8%, la demanda de trabajo en la industria lo hizo al 5,3% en 2007 y al 2,3% desde el tercer trimestre de 2010, y la desocupación cayó un punto desde2007 ala fecha.

Este débil comportamiento de la demanda de trabajo se refleja también en el Índice de Demanda Laboral (IDL) dela Universidad TorcuatoDi Tella, que está muy por debajo de los niveles alcanzados entre finales de 2007 y principios de 2008. En mayo, el indicador alcanzó 62,2 puntos, 24,3% por debajo de su promedio histórico (82,2 puntos).

Es claro que el crecimiento poscrisis 2009 ya no tracciona empleo como en el pasado, especialmente en la industria. En este sentido, la elasticidad empleo/PIB –cuántos puntos porcentuales aumenta el empleo por cada punto de incremento en el PIB- se ajustó más de la mitad desde 2007, pasando de 0,58 entonces a 0,27 hoy.

En relación a la oferta de trabajo, la leve reducción que muestra la tasa de actividad (proporción dela Población EconómicamenteActiva (PEA) en la población total) es uno de los factores que explica, aunque en menor medida, la caída del desempleo desde 2007.

Cuánto aumentó el empleo formal por sector es un modo útil de entender algunas cuestiones macro, en particular la apreciación cambiaria. A partir de la información que aporta el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) por rama de actividad económica, se observa que si bien la masa de trabajadores se incrementó 9% desde fines de 2007 (había crecido 27% entre fines de 2004 y fines de 2007), el comportamiento sectorial es muy heterogéneo. En la administración pública, servicios sociales y de salud, y hotelería y restaurantes los aumentos en el empleo fueron de 20%, 23% y 17%, respectivamente. En tanto, en la construcción cayó 2%, en los bancos se mantuvo igual, y en los sectores agropecuario y manufacturero creció sólo 1% y 4%, respectivamente.

Es probable que la dinámica de los salarios en dólares sea uno de los factores que operan detrás de esta performance (menor a la esperada) en la industria manufacturera. El gráfico muestra que la remuneración promedio de los puestos declarados en la industria se multiplicó 2,3 veces en los últimos 5 años, como consecuencia de los aumentos nominales en los salarios y la relativa estabilidad del tipo de cambio. De acuerdo a nuestras estimaciones, esta pérdida creciente de competitividad-precio se manifiesta en forma clara ya que a junio los salarios crecieron en promedio 28% anual y la devaluación nominal del peso fue de sólo 8,5%.

Una lectura del comportamiento de los salarios nominales en los últimos años muestra que crecieron 15-20% entre 2007 y el primer trimestre de 2010. Desde entonces empezaron a hacerlo a más de 25%, con un pico de 29% en el cuarto trimestre del año pasado. Este año, las paritarias reflejan cierto amesetamiento. Tomando los 8 sindicatos más importantes, la mitad acordó aumentos mayores a los de 2010 (Comercio, Bancarios, UPCN, Docentes y Textiles) y 3 acordaron incrementos inferiores (Camioneros, Metalúrgicos y Construcción).

 Fuente: Ambito Financiero