MERCEDES BENZ HIZO BIEN LOS “DEBERES” Y AHORA EL EJECUTIVO LE DA LUZ VERDE PARA IMPORTAR AUTOS

La firma se comprometió a cumplir con el plan 1 a 1, es decir, compensar cada dólar utilizado para ingresar vehículos con exportaciones por el mismo valor.

La ministra de Industria, Débora Giorgi, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aprobaron la propuesta de la firma Mercedes Benz por la cual se compromete a equilibrar su balanza comercial en el próximo año.

De este modo, son tres las empresas que se sumaron al polémico plan “1 a 1” y que pueden sacar los autos que estaban varados en el Puerto de Zárate, luego de que el Gobierno frenara los embarques provenientes de países extra Mercosur, lo que generó que se acumulen más de 5.000 vehículos.

La automotriz Volkswagen y Hugo Pulenta y Gustavo Gioia (que tienen la licencia dePorsche en el país), habían sido los primeros en comprometerse a compensar cada dólar que destinan a la compra de vehículos en el exterior con ventas al mundo por el mismo valor.

La medida -que despertó inquietud en el sector automotriz, principalmente el que depende de las importaciones-, también permite equilibrar la balanza mediante aportes irrevocables de capital desde las casas matrices.

A esto se suma que los planes de comercio exterior de todas las compañías del sector -que suman unas 30-tienen que estar acompañados por una declaración jurada, en la cual deben explicar cómo van a compensar los dólares.

El esquema de Mercedes Benz
“La empresa se comprometió a aumentar fuertemente las exportaciones y también a producir una sustitución de importaciones de autopartes por piezas locales”, dijo Giorgi quien mantiene, junto a Moreno, la gestión frente a las terminales automotrices y a las importadoras para buscar un equilibrio de la balanza comercial en cada firma.

Los funcionarios nacionales evaluaron el plan de exportaciones que presentó Mercedes Benz para conseguir un superávit de u$s57 millones en 2012 a partir del déficit de balanza comercial que tuvo en 2010 y que alcanzó los u$s376 millones.

La empresa comprometió un aumento de la exportación de su utilitario Sprinter y también a producir una sustitución de importaciones de autopartes por piezas locales, por caso realizarán ensamblado de motor en el país y comenzarán a fabricar ejes delanteros y cardanes, que actualmente importan de Brasil.

El plan de Mercedes incluye el anuncio de diciembre del año pasado, por el cual la empresa retomará la producción de camiones en el país, con una inversión de $53 millones y generando sustitución de importaciones por $300 millones al año.

El jueves se prevé que se firmará el acuerdo, del que también participará el ministro de Economía Amado Boudou.

Las empresas importadoras de vehículos y terminales automotrices radicadas en el país podrán importar en dólares la misma cantidad que lo que exporten; si bien cuentan con un año para lograr esa relación 1 a 1.

Vinos por autos
La semana pasada rubricó el acuerdo la empresa Porsche. Pulenta y Gioia explicaron que el grupo exportará vinos y productos olivícolas a 18 mercados del mundo, entre los que están Estados Unidos, Inglaterra y Brasil.

Anteriormente Volkswagen comprometió su programa mediante la suscripción de un acta compromiso.

Conforme lo comprometido, este año el déficit de VW se reducirá en un 70%; volviéndose superavitario a partir de septiembre próximo.

El compromiso se basa en un fuerte aumento de las exportaciones que crecerán en 2011 un 77% con respecto al año pasado, debido a un aumento en la producción y exportación de la pick up Amarok, que la terminal fabrica en la Argentina para todo el mundo.

La que se viene
Días atrás, fuentes oficiales habían confirmado que “Chery presentó un avance” y que en breve presentarían  “la propuesta definitiva y consolidada”.

La compañía, que ensambla en Uruguay los modelos Tiggo y QQ, fue la primera en disparar contra el “cerrojo” lanzado por el Ministerio de Industria.

Desde el país vecino, hasta pidieron ayuda al presidente José Mujica, dado que la medida oficial les había hecho perder una licitación en la provincia de Chaco por 110 unidades que les hubiera representado un negocio por 1,5 millones de dólares.

Además, se vieron obligados a devolver señas a numerosos clientes, ya que no podían ingresar los autos varados.

Frente a esto, la cancillería uruguaya hace dos semanas inició gestiones con la contraparte argentina para darle luz verde al flujo desde el país vecino y evitar un conflicto diplomático.

Y estas gestiones estarían llegando a buen puerto.

Otros proyectos
En este momento, tal como informara días atrás iProfesional.com, todas las automotrices están trabajando contrarreloj para presentar la declaración jurada ante Industria, entre las que se encuentran:

• Alfa Romeo: desde hace algunos meses negocia con una autopartista local para exportar tapizados y alfombras para autos. Pero además, la firma tiene otra opción, que es protegerse bajo el paraguas de Fiat Auto Argentina.

• Hyundai: abrirá el año que viene una planta en Brasil para abastecer a toda la región con un auto chico conocido como Proyecto HB. El modelo llegará a la Argentina y la marca espera que esto le de cierto margen de maniobra ya que los autos brasileños no son frenados por el Gobierno.

• Kia: está realizando un importante plan de inversiones para abrir nuevos concesionarios. Espera que el Gobierno lo tome en cuenta, aunque hasta ahora no tuvieron mayores ventajas que el resto de las automotrices.

• Mitsubishi: estudia la posibilidad de exportar cueros o levantavidrios hacia la filial brasileña. El problema es que, por un lado, aún no tienen la aprobación de los directivos en Japón – inmersos en un problema mucho más grave-, mientras que las cuentas no son tan simples: hay modelos de esta marca que están ingresando al país a un precio de hasta u$s60.000, con lo cual, compensar estas operaciones resultará sumamente difícil.