LOS MÁS Y LOS MENOS: QUÉ SECTORES FESTEJARÁN EN 2011 Y CUÁLES SON LOS QUE MIRARÁN DESDE LA TRIBUNA

El modelo K va dejando bien en claro cuáles son los ganadores y perdedores. Y mientras que algunos empresarios festejan las fuertes ganancias obtenidas, otros ven cómo día a día su “caja” se erosiona y se les dificulta competir a nivel local y en el mundo. En esta nota, las dos caras de la moneda

La pelota comenzó a rodar y el “torneo” 2011 se puso en marcha. Con un nuevo fogoneo del consumo, el sostenimiento de créditos con tasas de interés cero y una expansión de la masa monetaria del 40%, son muchos los “equipos” que esperan repetir la campaña exitosa que tuvieron el año pasado.

Se trata de los sectores que forman parte del “made in Argentina” y que culminaron 2010 con tasas chinas de crecimiento y que, de cara a los próximos meses, tienen el campo de juego inclinado a su favor para lograr otra victoria.

Claro que este “juego” no es sólo para los ganadores. Hay otros equipos que vienen con un plantel desgastado y para los cuales las perspectivas de este 2011 son sumamente negativas, de modo que todo indica que volverán a experimentar en carne propia los vaivenes que padecieron el año pasado.

Por el lado de los que se perfilan como los claros “ganadores” de la actual campaña 2011, figuran:

• Automotrices
• Empresarios del rubro de bienes electrónicos (LCD, celulares, notebooks, etc)
• Fabricantes de electrodomésticos para el hogar
• Bodegueros
• Empresarios del calzado
• Productores de biodiesel

Estos sectores, no sólo prevén ganar mayor participación en el mercado interno, sino que, varios de ellos, aspiran también a elevar su market share a nivel mundial.

Como contrapartida, entre los “equipos” que arrancan 2011 con pocas chances de revertir la mala performance del año pasado se encuentran:

• Empresarios vinculados con el sector de la carne
• Productores y exportadores de combustible
• Servicios de call center
• Productores lácteos

En diálogo con este medio, Martín Apaz, gerente del departamento de Economía de Deloitte, explicó que 2011, más allá de las complicaciones derivadas de la inflación, “va a ser un año relativamente positivo para la Argentina y para gran parte del entramado productivo. A algunos sectores les va a ir muy bien, pero claro que habrá otros a los que ciertamente les irá peor que otros años”.

Apaz diferenció dos grandes grupos: por un lado, los ganadores del modelo K 2011 serán principalmente “los productores de bienes durables, porque el nivel de ventas, en un contexto de suba de precios elevada, se va a mantener firme durante buena parte del año, con un alza de entre el 6 y 7%”.

El experto recalcó que “el Gobierno centrará sus energías en diseñar políticas para aumentar el poder adquisitivo de los argentinos y parte de esto se materializará en tasas altas de consumo, que van a contribuir a generar un buen clima de cara a las elecciones”.

En la misma línea, Luciano Laspina, director del Centro de Estudios del Banco Ciudad, señaló que, la mayor presión inflacionaria “permitirá que continúe la ´fuga´ hacia los bienes durables“.

Y destacó las muy buenas perspectivas de la industria automotriz, punta de lanza del “Made in Argentina”, así como de numerosos sectores que están beneficiados con un “corralito” frente a la competencia importada, como es el caso de la electrónica y los electrodomésticos.

Por otra parte, Apaz mencionó el caso de los “perdedores relativos, aquellos sectores que están asociados al consumo masivo y a los que les va a ir peor que al resto. Son rubros donde el Gobierno pone muy especialmente el ojo, como es el caso de los frigoríficos, las lácteas o las refinerías, ya sea fijando políticas de precios o restringiendo exportaciones”.

Los “más”
• Industria automotriz
Es el verdadero tractor del “Made in Argentina” y el que explica -junto con metales básicos- más del 60% del crecimiento de la industria en general.

El sector viene de cerrar un 2010 con el pie derecho: se fabricaron 730.000 unidades, lo que significó un nuevo récord histórico.

Y, para 2011, de la mano de inversiones y nuevos modelos, los expertos prevén un crecimiento del 15%, hasta totalizar 840.000 unidades.

Maximiliano Scarlan, economista de Abeceb.com, destacó que “la Argentina ya está ubicada en el club de los 20 principales fabricantes de autos a nivel mundial“. Y las perspectivas son positivas, dado que “para 2014 estaremos superando cómodamente el millón de unidades”.

Esto permite que hoy la industria represente el 1% de la producción a nivel global. Si bien parece un número bajo, cabe destacar que durante la salida de la convertibilidad el market share apenas arañaba el 0,3%.

Scarlan recalcó que “un dato positivo es que los últimos lanzamientos fueron plataformas exclusivas, es decir, vehículos que sólo se fabrican en la Argentina, como fue en 2009 el caso de la Amarok de VW o el Agile de GM y, más cerca en el tiempo, el 408 de Peugeot y el Fluence y el Megane III de Renault.

Además, destacó que, dado que la producción global este año crecerá 8% y la Argentina un 15%, “vamos a seguir ganando participación“.

• Fabricantes de productos electrónicos
El llamado “impuestazo tecnológico” cumplió un año y el balance fue positivo. Más allá de la polémica por el nivel de componentes genuinamente nacionales, las empresas instaladas en Tierra del Fuego produjeron el año pasado 12,5 millones de unidades (celulares, LCD, microondas y monitores, entre otros). Esto implicó una tasa de crecimiento récord de casi 200% en relación a 2009.

La performance más destacable se logró en monitores de LCD para computadoras, cuya producción se multiplicó por 90, seguido por los celulares, rubro en el que la actividad se expandió 12 veces.

Para este año, una de las “estrellas” indiscutidas serán los teléfonos móviles. Según datos del Ministerio de Industria, en 2011 se esperan ensamblar en la isla 8 millones de aparatos. Teniendo en cuenta que el mercado argentino es de 12 millones de equipos, casi un 70% de los mismos tendrán sello fueguino.

Los jugadores más destacados serán Nokia, que triplicará la producción, y Brighstar, empresa que fabrica para Samsung, LG y Motorola y que este año va camino a duplicar su volumen y, además -por primera vez en la historia del país-, exportará celulares a distintos mercados de América latina.

• Fabricantes de electrodomésticos
Gracias a cupos de importación y medidas aduaneras, el sector vivió un 2010 récord. De hecho, según datos oficiales, el 80% de las heladeras, el 95% de las cocinas y el 90% de los lavarropas que se venden en la Argentina, hoy por hoy son fabricados en el país.

En diálogo con iProfesional.com, Roberto Lenzi, presidente de CAIRAA, la entidad que nuclea a fábricas de heladeras locales, destacó que “las perspectivas que se abren para todos los fabricantes de línea blanca, son positivas”.

“Tenemos proyecciones que indican que la demanda continuará en aumento. De hecho, para 2011 esperamos que esta industria crezca un 10% y alcance un nuevo récord histórico”, destacó el directivo.

• Industria vitivinícola
Las bodegas argentinas dedicadas a la exportación cerraron un año récord, con ventas al mundo de vino embotellado por u$s650 millones, casi un 20% más que 2009.

Así, la Argentina se consolidó nuevamente como el quinto mayor productor de vino a nivel global. Y las perspectivas marcan que las exportaciones, según Javier Merino, gerente de Area del Vino, crecerán un 15% durante 2011.

En diálogo con este medio, Alberto Arizu (h), director comercial de la bodega Luigi Bosca y titular de Wines of Argentina, aseguró que este año “será complejo pero las posibilidades para el vino nacional son grandes y estamos en una situación inmejorable para seguir construyendo nuestra reputación”.

• Fabricantes de calzado
Un dato destacable es que, según la Cámara de la Industria del Calzado (CIC), el año pasado, por primera vez en la historia del sector, se fabricaron más de 105 millones de pares.

De este modo, según datos del Ministerio de Industria, la Argentina acaba de entrar al círculo de los 10 principales países productores de todo el mundo.

En este contexto, hay un dato a resaltar: por primera vez, en diciembre se exportaron 10.000 pares hacia China, que es, justamente, el mayor fabricante y el más competitivo del planeta.

• Productores de biodiesel
En 2010 la Argentina se posicionó como el cuarto mayor productor mundial de este biocombustible.


Y, para 2011, según la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), el país podráempezar a pelear por el tercer puesto, que hoy está en poder de Brasil, de la mano de multimillonarias inversiones que realizarán empresas de la talla de Cargill y Unitec Bio.

Se estima que este año la capacidad instalada aumentará hasta las 3 millones de toneladas, un nivel casi siete veces superior al de hace apenas 4 años.

Los “menos”

• Frigoríficos
Desde la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) aseguraron que el sector está en crisis por “una política antiganadera que hizo que en tres años se perdieran 10 millones de cabezas y, en los últimos doce meses, cierren casi 30 fábricas, eliminándose así unos 3.600 empleos, provocando el ocaso del “bife argentino” en el mundo.

En efecto, mientras que en 2005 la Argentina tenía en su poder el 10% del mercado de exportación mundial, en 2010 su participación cayó a la mitad:

De cara al 2011, desde Ciccra alertaron que los problemas están lejos de solucionarse: “Lo más grave de esta crisis es que será prolongada, dado que recomponer el stock ganadero llevará más de cuatro años. Por lo tanto, se puede predecir que en 2011 seguirá cayendo la faena anual, así como la producción de carne, el consumo interno y las exportaciones”, destacaron.

• Combustibles
Según Apaz, uno de los orígenes del complejo escenario que está enfrentando el sector está en el desaliento a la inversión que comenzó hace años, cuando se fijaron retenciones mediante un precio fijo por barril exportado, que “atenta contra los márgenes de rentabilidad”.

En este contexto, marcado por la escasez en el número de nuevas explotaciones, “la Argentina se hizo más dependiente del combustible y energía importados“.

De acuerdo a un informe del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), la producción de petróleo y de gas no logra despegar, tal como se observa en los siguientes cuadros:

El dato a destacar es que, según un informe de IES Consultores, la Argentina se hizo deficitaria en materia de combustibles, por primera vez en 20 años, tras registrarse en 2010 un débil crecimiento de las exportaciones del 9% y una disparada de las importaciones del 77%.

Y desde el CARI alertaron que “en los próximos años se ampliará la brecha entre exportaciones decrecientes e importaciones crecientes“, lo que generará una mayor necesidad de contar con dólares para financiar la compra de energía en el exterior y hacer frente a los subsidios.

• Call centers
En 2005 la Argentina era el país número uno de América latina en la industria de los call center. Sin embargo, la inflación generó un incremento en dólares de los salarios que los está “borrando” del mapa.

Según la Agrupación de Centros de Atención al Cliente de la Cámara Argentina de Comercio, en 2008 había 16.000 posiciones dedicadas a la exportación. Sin embargo, en el primer semestre apenas quedaban 9.000 y se estima que, entre fines de 2010 y los primeros meses de 2011, se anularán otros 6.000.

“En la Argentina, el negocio de exportación directamente murió”, se lamentó Mario Miccelli, gerente de la entidad.

A la hora de dar explicaciones, destacó que “ninguna empresa en el mundo está dispuesta a pagar un 20% de inflación en dólares cada año. Esto nos dejó totalmente fuera de carrera”.

• Producción láctea
Es otro de los sectores que sufre las regulaciones oficiales. El Gobierno, al no permitir subas en los precios de productos de primera necesidad, acorde a la inflación, deprime los valores de la materia prima y esto impacta en los productores.

Según datos del sector, en base a estadísticas de Agricultura, en el último año cerraron sus puertas el 3,5% de los establecimientos lecheros del país. Teniendo en cuenta que a principios de 2009 había unos 12.000, esto implicó una baja de 420.

Manuel Ocampo, gerente de la Asociación de Productores de Leche (APL), aseguró que en la Argentina “hace más de diez años que está estancada la producción de leche mientras que el consumo interno no para de crecer. Esto se traduce, cada año, en menor saldo exportable y en una caída en la participación a nivel internacional”.

No es para menos, la Argentina hoy produce lo mismo que en 1999. Así, mientras que hace más de 10 años la industria nacional representaba el 2% de la producción mundial, este año apenas supera el 1%.

Un partido, dos realidades
Como se ve, el “partido” que comenzó presenta diferentes desafíos para cada uno de los sectores.

Y, como quedó en evidencia, algunos equipos se preparan para golear, mientras que otros deberán sentirse conformes con no pelear por el descenso.